SEMANA DE LA MODA

Es un evento organizado por la industria de la moda. Dura aproximadamente una semana, durante la cual se presentan las últimas colecciones de diversos diseñadores o marcas. Las «semanas de la moda» más importantes y vistosas tienen lugar en las capitales de la moda como París, Nueva York, Milán, Buenos Aires, Sao Paulo, y Londres. A mediados del 2000, la «semana de la moda» se difundió, llamando la atención de diseñadores de todo el mundo.

Las «semanas de la moda» que se realizan en las capitales más importantes son eventos semi-anuales, de enero a marzo, donde los diseñadores muestran sus colecciones otoño-invierno y primavera-verano. Las «semanas de la moda» se deben realizar meses antes de la temporada para dar tiempo a los fabricantes de dar una muestra de sus creaciones para la siguiente temporada. Esto también da tiempo a los mercaderes de adquirir los materiales e introducir los diseños en el mercadeo detallista.

El calendario inicia con la Semana de la Moda de Nueva York, seguido por la de Londres. La penúltima es la Semana de la Moda de Milán y termina con la Semana de la Moda de París. Estas ciudades son tradicionales en el mundo de la moda, seguidas por nuevas «semanas de la moda» que están teniendo lugar alrededor del mundo. La pasarela masculina se estrena entre otoño-invierno y primavera-verano en Milán.

A las «semanas de la moda» asisten compradores de las principales tiendas, los redactores de las revistas de moda, los medios de comunicación, celebridades y miembros del mundo del espectáculo. En años pasados, las «semanas de moda» eran predominantemente para el comercio; sin embargo, hoy son acontecimientos del medio y del entretenimiento. Ellos pueden incluir música en vivo, celebridades, galas pródigas y acontecimientos de caridad. Unos cuantos permiten que el público compre pases especiales para ver los espectáculos de pasarela o asista a exposiciones que muestran bolsos, joyería, zapatos, etc.

La primera «semana de la moda» se celebró en Nueva York en el año 1943, con el objetivo de desviar la atención que acaparaba la moda francesa durante la Segunda Guerra Mundial, cuando los expertos de moda no podían viajar a París a ver los desfiles. La publicista de moda, Eleanor Lambert, era la organizadora de un evento llamado Semana Editorial, donde diseñadores americanos, que anteriormente le habían rechazado sus creaciones, mostraban sus colecciones a periodistas de moda. Los compradores no podían asistir al show, sólo tenían la opción de visitar directamente a los diseñadores y ver sus muestras. El evento fue un éxito, y revistas de moda como Vogue empezaron a mostrar más diseños americanos y minimizaron los franceses. Sin embargo, después de la guerra, la gente regresó a París y otras capitales de la moda como Londres y Milán para los nuevos eventos que fueron creados. En ese momento, estas ciudades controlaban el calendario de moda. Esto significa menos viajes: de Nueva York hacia Londres, Milán y París en solo un mes. Para compradores extranjeros, la conveniencia de estos arreglos le ha dado mayor importancia a la moda por la proximidad que hay entre estas tres ciudades. Por orden de importancia la pasarela de moda más importante es la de París, seguidas por Nueva York, Milán y Londres en este orden.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s